El conflicto del vino Rioja Alavesa

El conflicto del vino Rioja Alavesa

Lo puedes leer en: 5 min.

Cuando alguien quiere, aprecia y admira a algo o alguien, se despiertan dentro de sí sensaciones y sentimientos difíciles de explicar con palabras. En Wine to you, queremos y amamos el mundo del vino por todo lo que ha ofrecido, ofrece y seguro ofrecerá a tod@s los winelovers. Para nosotros el mundo del vino es una pasión, un conjunto de sentimientos que forman la cuadratura de un círculo de belleza y felicidad que nos rodea en nuestro día a día y marca nuestro estilo y forma de vida.

Hay conflictos en el mundo del vino que por mucho que pase el tiempo, siguen ahí y se mantienen de manera inexplicable haciendo hincapié en un carácter ilógico y tremendamente dañino para un sector que no debería entender de nombres, política e ideologías.

Esta es la sensación que tenemos con el conflicto del vino Rioja Alavesa.

Para los que amamos el mundo del vino con una clara independencia de la zona geográfica, el color político y los intereses personales, duele levantarse todos los días y que en los medios esté uno de los temas fetiche dentro del sector: la “solución” al conflicto del vino Rioja Alavesa.

¿Se creará una nueva Denominación de Origen de estos vinos?¿Se anexionarán a otra ya existente?¿Se creará un especia de subdenominación? ¿Qué tipo de propuestas se ofrecerán?…Las preguntas que nos hacemos y podemos hacernos cada día sobre el conflicto del vino Rioja Alavesa son innumerables. Sin embargo, lo que tenemos claro en Wine to you y parece ser que no es así por parte de muchos profesionales del mundo del vino y la política, es que los únicos y verdaderos perjudicados son todos los consumidores de vino, el vino y el enoturismo de la zona.

El mundo del vino deja de perder su pureza en el momento en que priman intereses económicos y políticos. La verdadera magia del mundo del vino reside en visitar, beber, catar, degustar, maridar, valorar, comparar, experimentar, conocer las zonas de producción, introducirse y caminar entre viñedos, visitar bodegas de diferente índole de producción y elaboración, conocer la historia de un terruño, el origen y procedencia de todo lo que le da sentido al mundo del vino, cómo se trabaja la vid, qué filosofía sigue una bodega, conversar con viticultores, enólogos y en definitiva, subirse a la nube de un mundo que te atrapa y reconforta tu vida y la de los tuyos.

Por eso, cuando escuchamos hablar del conflicto del vino de Rioja Alavesa nos da mucha rabia ver y leer cómo se están intentando cargar la historia de una zona que sin lugar a dudas, es patrimonio de todos los consumidores de vino. La Rioja Alavesa no es una zona especial por el nombre o denominación del vino, es una zona especial por su orografía, su clima, su gente, sus visitantes, su forma de elaborar el vino y la forma de vivir. La Rioja Alavesa es La Rioja, es Álava, es el País Vasco, es España y es Europa. Pero en ninguno de los casos es política ni mucho menos una forma de limitar una zona que pertenece al mundo del vino por mucho que duela a todos aquellos que han decidido jugar con siglas y aspectos que difieren tremendamente de lo que es la esencia de todo este maravilloso mundo.

Desde este humilde artículo de opinión, animamos a todos los responsables de este conflicto y a las personas con poder de decisión en el tema que saquen a relucir el sentido común y el deber de responsabilidad para ver que el daño que están haciendo a una de las zonas vinícolas más importantes del mundo es injusto. No se puede ser necio y egoísta en un tema que representa tanto para tantísimas personas.

Somos conscientes de la cantidad  de temas a tratar y problemas que surgen en torno a todo el mundo del vino y la regulación necesaria del mismo. Sin embargo, es más que evidente que los intereses extravinícolas están primando por encima de lo realmente importante. Si el tiempo que se ha gastado y se gasta en discutir algunos sinsentidos del conflicto, se dedicara a centrarse en el consumidor de vino y el mundo del vino propiamente dicho, ahora mismo la zona de Rioja Alavesa (que es la zona en la que estamos centrando este artículo) sería una zona donde ensimismarse de una forma mucho más natural.

El consumidor de vino y el mundo del vino no necesita siglas, necesita sentir, apasionarse y evolucionar. Si muchos de estos dirigentes y profesionales se animaran a escuchar a las personas que compran vino, que producen y elaboran vino se darían cuenta que lo suyo, es una lucha ilógica que está mermando el sector.

En Wine to you desde el primer día tuvimos la suerte de estar en contacto con enólogos y winelovers (muchos de ellos ni tan siquiera son nuestros clientes) y en la gran mayoría de los casos existe el denominador común:  la lejanía entre productores y consumidores. El mundo del vino hay que acercarlo al consumidor y que no sea éste el que tenga que volverse loco por disfrutar de un mundo apasionante. Al consumidor de vino hay que ofrecerle la pasión que está buscando, la cercanía que necesita para no sentirse un inexperto en un mundo de tecnicismos. Hay que ofrecerle la facilidad de comprar, de conocer una zona, de formarse, aprender de forma sencilla, de catar y degustar, de viajar, de compartirlo con los suyos.

La zona de Rioja Alavesa está sufriendo un daño que no se debería pasar por alto y como suele pasar en tantos aspectos de la vida, los que sufren las consecuencias no son los encargados o responsables de resolver el conflicto. El mundo del vino es naturaleza y pasión para los consumidores. Todos los demás somos meros intermediarios cuya función debería ser centrarnos en ofrecérselo al consumidor de una forma sencilla para que sientan experiencias únicas y especiales.

Os recomendamos ver este vídeo y que nos digáis si merece la pena o realmente consideráis que las siglas son importantes:

Ir a la noticia
El conflicto del vino Rioja Alavesa
Valora este post

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.