Lo puedes leer en: 3 min.

PLANTEAMIENTO

Las propiedades organolépticas del vino.Para muchos winelovers es una obviedad. Sin embargo, queremos hacer hincapié en un término que es clave e imprescindible manejar a la hora de catar o degustar un vino.

Si estamos en un ambiente muy distendido y no queremos ser técnicos, no tanto pero, es importante utilizarlo con soltura y poder referirse a él con cierta naturalidad.

Las propiedades organolépticas del vino

Hablar de las propiedades organolépticas del vino, es hablar de un concepto muy genérico que abarca todas las fases de una cata y nos permite describir las sensaciones que nos produce el hecho de beber, catar o degustar un vino.

Propiedades organolépticas del vino
son todas las características propias del vino que son perceptibles por los sentidos de la vista, olfato, y gusto. Así, cuando hacemos referencia a las mismas, estamos hablando del color, el olor, la textura y el sabor del vino.
Propiedades organolépticas del vino

PARA NOTA

Tal vez si eres muy observador/a, puedes estar pensando que qué sucede con los dos sentidos que faltan en la definición: tacto y oído.

En general, cuando describimos las sensaciones o la expresión sensorial de un vino, obviamos estos sentidos. Sin embargo, es muy cierto, y hemos oído hablar a grandes catadores de ello, que la relación entre los sentidos a la hora de catar o degustar un vino es directa y proporcional.

Es decir, es posible que técnicamente quede fuera del análisis las sensaciones de un vino con respecto al oído y el tacto, pero es innegable que las sensaciones y experiencias que cada winelover tenga con el vino que cata en la producción y elaboración del mismo se extrapolan y se van a traducir en una mayor capacidad de transmitir el valor de sus propiedades organolépticas.

Como ejemplo podemos poner ese vino joven, de año, ligero y afrutado que te lleva a la época en la que ha sido vendimiado y puedes recordar esa sensación de astringencia cuando tenías sus hollejos en mano para destacar su maceración carbónica.

Desde este punto de vista, es imposible separar tacto y oído de los demás sentidos. La experiencia de cata de un vino es capaz de activar todos los sentidos habidos hasta el punto de que el simple hecho de servir un vino y oírlo caer mientras se zarandea de forma circular sobre la copa, permite definir algunas características del mismo.

Artículos relacionados o de interés:

  • la prepoda de la vid

Prepoda de la vid

19 abr, 2017|0 Comentarios

La prepoda es un proceso muy importante en la viticultura y la elaboración de buenos vinos. Conoce su significado exacto y sigue aprendiendo como winelover.
  • vino amplio

¿Qué es un vino amplio?

11 abr, 2017|0 Comentarios

Vino amplio es aquel intenso en nariz y en boca, aunque se emplea especialmente para referirse en boca. Descubre más en nuestro blog de vinos.
  • temperatura tengo que servir el vino

¿A qué temperatura tengo que servir el vino?

6 abr, 2017|0 Comentarios

Os explicamos a qué temperatura tengo que servir el vino. Pautas y consejos que van a hacer que disfrutemos mucho más de nuestros vinos.
Valora este post